Entrevista a los creadores de DENTEX, ganadores de los Premios Lanzadera por su proyecto fin de máster

Entrevista a los creadores de DENTEX, ganadores de los Premios Lanzadera por su proyecto fin de máster

 

La Escuela de Negocios junto con el área de emprendimiento de Cámara de Sevilla, Espacio Emprende, ha puesto en marcha el proyecto Lanzadera, gracias al cual los tres proyectos fin de máster mejor valorados han recibido un cheque con servicios por valor de 6.000 €. Entre los servicios contemplados en el cheque de La Lanzadera se encuentra el alojamiento durante seis meses en espacio de coworking, mentoring especializado en negocio, comercialización, comunicación, marketing, finanzas y cualquier área de mejora o desarrollo que pueda necesitar el proyecto.

Uno de los proyectos premiados es DENTEX, una iniciativa de tres alumnos de máster en Dirección de Marketing y Estrategias Comerciales de la Escuela de Negocios de la Cámara de Comercio de Sevilla. Los creadores de DENTEX son Pedro Hinrichsen Sánchez-Barbudo, Antonio Jesús Luque Blanco y José Antonio Valverde Berraquero y nos hemos puesto en contacto con ellos para conocer mejor su proyecto y sus planes a corto y medio plazo. Nos responde a la entrevista Antonio Luque.

¿En qué consiste DENTEX?

DENTEX es un proyecto que se basa en la comercialización de cepillos de dientes desechables en forma de dedal con la pasta de dientes incorporada. Nuestra idea es encontrar partners, como restaurantes de zonas empresariales, que entregarían a sus clientes una muestra del producto a cada comensal al entregar la cuenta. Otra de las muchas opciones es lograr una distribución por medio de máquinas expendedoras en lugares clave de mucho tránsito como hoteles, campings, aeropuertos, discotecas, etc. Básicamente, tendríamos que acotar para DENTEX los canales de distribución a nivel nacional, ya que al principio pensamos sólo desarrollarlo a nivel regional, pero sabemos que es un error y debemos lanzarlo en toda España e incluso a nivel internacional.

¿Cómo surgió la idea?

Realmente la idea parte de una manía personal que hace que no pueda salir de casa nunca sin lavarme los dientes y, siempre que puedo, llevo chicles en el bolsillo. Fue una idea que surgió cuando estaba estudiando bachillerato y al plantear el trabajo fin de máster la presenté a mis compañeros y les gustó la idea. Nos pusimos a trabajar sobre la idea original y entre los tres desarrollamos el Plan de Marketing. El formato original que tenía planteado para el cepillo de dientes no era un dedal, sino que fue una aportación de los compañeros. Pensamos que sería idóneo diseñar un formato o envoltorio que pudiese llevarse en el bolsillo. Queríamos hacer algo muy pequeño, como un caramelo. Lo mejor del proyecto es que hemos trabajado los tres en equipo de forma permanente, hemos compartido roles y trabajo por igual.

¿Qué consideráis que os hace falta para ponerlo en marcha y tener éxito?

Emprender da algo de vértigo y considero que si no has fracasado antes será más difícil llegar a ser un emprendedor de éxito. Creemos que nos falta experiencia y tenemos cierto miedo al fracaso porque ninguno de los tres hemos emprendido previamente. Por otra parte, ya sabemos que no tener financiación no es una excusa y se puede encontrar, pero como he comentado tendremos que trabajar mucho más el Plan de Negocio porque no tenemos medios y hay que buscarlos.

¿Qué planes tenéis a medio plazo con DENTEX?

Yo actualmente estoy en un periodo de formación para el puesto de subdirección en una franquicia y, en principio, ninguno de los tres nos habíamos planteado seguir con el proyecto. Cuando nos dieron el premio Lanzadera sí que nos hemos planteado hablarlo y analizar la situación para ver si podemos seguir avanzando. Tendríamos que ponernos de acuerdo porque uno vive en Córdoba, otro en Sevilla capital y otro en Osuna.

¿Tiene DENTEX competencia en el mercado?

En el mercado ya existen cepillos desechables e incluso máquinas expendedoras de cepillos, pero DENTEX es un producto diferente. Los ya existentes tienen un formato plegable que los convierte en un cepillo tradicional y llevan la pasta de dientes en un bote adicional. El nuestro es un dedal con la pasta incorporada y, en cuanto al diseño, actualmente sólo existen algunos cepillos similares para bebés y animales.

Entonces, ¿cuál diríais que es vuestro valor diferencial?

El formato es lo que nos diferencia: tanto el tamaño como el llevar la pasta de dientes incorporada y no en un bote anexo. El dedal se humedece y se puede utilizar directamente. Esto hace que sea sencillo y puede ser un valor añadido para restaurantes, bares, hoteles… etc.

 ¿Animaríais a otros jóvenes a emprender? ¿Por qué?

Siempre animamos a emprender, ya que consideramos que nadie mejor que tú para ser tu propio jefe y lanzarse a hacer aquello que te gusta. Sin embargo, y para ser sincero, nosotros estamos ahora en un momento complicado para dar estos consejos porque precisamente estamos analizando las posibilidades de llevar a cabo o no nuestro proyecto. Sabemos que es viable, pero debemos profundizar en el Plan de Negocio y estudiar la rentabilidad del proyecto.

¿Tenéis algún mentor, alguien que os inspire y anime a seguir adelante?

Sí, además de nuestro tutor del proyecto fin de máster, tenemos un agradecimiento especial al profesor Carlos Segura. Es una persona directa, sincera y muy natural que nos ha ofrecido mucho apoyo, nos ha animado y nos ha aportado buenos consejos. Por ejemplo, nos propuso ideas como que el cepillo tuviera esponjas y no cerdas, nuevos canales de distribución, como podrían ser grandes empresas con comedor… etc. Nos ha motivado mucho.

¿Qué crees que diferencia un/a emprendedor/a de un/a emprendedor/a de éxito?

Yo sigo insistiendo en que creo que es básico para tener éxito haber fracasado antes, o al menos haberlo intentado, y aprender de ese fracaso. Quizás es lo que considero que nos falta a nosotros: experiencia. También destacaría la actitud y la pasión por lo que haces. Si no te gusta el proyecto en el que estás inmerso o sólo lo haces por necesidad u obligación, no tendrás éxito. Hace falta pasión.

Antonio se despide destacando el trabajo en equipo realizado junto a Pedro y José Antonio. Ha sido una gran experiencia y ahora valoran la viabilidad de seguir adelante con el premio Lanzadera y los servicios a emprendedores de Cámara de Sevilla.

 

Olga Fernández.

Técnica del área de formación, empleo y emprendimiento de la Cámara de Comercio de Sevilla

 

Deja un comentario