“Del PICE no se llevan solo un título, sino nuevas ilusiones"

“Del PICE no se llevan solo un título, sino nuevas ilusiones"


Mª Carmen Navarro nos cuenta su experiencia como técnico de cara al público en las instalaciones de Sevilla

9:00 horas. Se abren al público las puertas del PICE Sevilla. Mª Carmen Navarro es la encargada de recibir a los más de 60 jóvenes que cada día se acercan a las instalaciones a pedir información sobre el Programa de Garantía Juvenil. Es la primera cara visible.

 

Satisfacción es la palabra que más repite la compañera a la hora de contar cómo es su experiencia de cara al público en este programa en el que ya han participado solo en Sevilla más de 1.500 jóvenes durante el último año.

 

Nuestra compañera se siente “satisfecha” porque la juventud que acude al PICE necesita orientación y su papel supone la primera toma de contacto para conseguirla. Es el primer paso de los muchos que seguirán gracias al Equipo PICE Sevilla, en el que trabajan 14 profesionales.

Mª Carmen nos cuenta la variedad de perfiles que llegan a la recepción. Personas con y sin formación que acuden en algunos casos incluso con sus padres o parejas, ya que se “sienten más arropados”. Muchos coinciden en su primera frase: “Vengo a buscar trabajo”. La tarea inicial es recordarles que el PICE no es el Servicio Andaluz de Empleo (SAE), sino que se ofrece formación teniendo en cuenta las necesidades actuales de las empresas para que luego se embarquen en el mundo laboral con más oportunidades. Y en este sentido, se trabaja en la búsqueda de empresas interesadas en conocer a gente con ganas de trabajar y en dar la oportunidad a las y los participantes del PICE. Para fomentar esto, se van a poner en marcha en breve las ayudas a la contratación.

 

10.30 horas. En medio de tanta afluencia también toca atender llamadas telefónicas. Decenas de personas interesadas en formar parte del programa a quienes se les da información y cita previa para hacer un seguimiento.

12.00 horas. Y mientras, siguen llegando más personas usuarias. Según Mª Carmen, jóvenes que aterrizan en el PICE “algo perdidos, pero que se van con nuevas metas y valorándose más”. Y buen ejemplo es el momento de la recogida de diplomas, que simboliza el final de un camino, aunque ahora empieza el laboral.

 

En general, todos se dan cuenta que de aquí no se llevan solo una titulación, sino valores, actitudes y aptitudes. Y el equipo se queda con las buenas sensaciones de ver como una chica con discapacidad superó sin problemas su formación troncal y específica, que un alumno “que nunca aprobaba nada se llevó de aquí su primera buena nota…”

 

14.00 horas. Termina la mañana. Mª Carmen recuerda las palabras de uno de los participantes: “al llegar sentí que no era nadie por mi trayectoria, pero me voy de aquí con nuevos retos”. Y esa es la clave para seguir trabajando: facilitar oportunidades a la juventud.

 

Paco Santiago

Técnico de comunicación del Programa Integral de Cualificación de Empleo (PICE)

 

 

 

Deja un comentario